La Voz de la Sierra

Noticias de la Sierra de Madrid

PSOE Torrelodones denuncia dos años de retraso en las obras del PIR

En 2021, el gobierno de Isabel Díaz Ayuso destinó para las actuaciones a realizar en Torrelodones dentro del Plan PIR un total 4,48 millones de euros.

El anterior equipo gobierno de Vecinos solicitó de una sola vez en 2022 todos los fondos que la Comunidad de Madrid señaló que iba destinar a inversiones en Torrelodones, que iban a centrarse en el arreglo de las urbanizaciones Arroyo de Trofas y Montealegre, así como la segunda fase de la mejora de Los Robles.

Sin embargo, «han pasado más dos años y las respuestas a las preguntas que sobre este asunto hemos planteado en varias ocasiones al actual gobierno PP-VOX son realmente alarmantes», apunta Rodrigo Bernal, portavoz socialista del municipio.

El PSOE de Torrelodones denuncia que la cantidad destinada a actuaciones en el municipio es exactamente la misma que en 2016. Además, señalan que el actual responsable urbanístico municipal «se ha escudado» en que los importes de las tres obras subvencionadas por el Plan PIR tuvieron que incrementarse tras una revisión de precios.

El PSOE local ha expresado también su preocupación por el «orden de prioridades» establecido por el gobierno de coalición, que contempla mantener las obras de asfaltado y accesibilidad en Arroyo de Trofas y las de mejora de la accesibilidad y del alumbrado público en Montealegre, pero que supone una «sustancial reducción» en Los Robles.

Según los socialistas, las vías de esta urbanización presentan «un estado lamentable, con aceras levantadas y grandes boquetes en la calzada que no se arreglan por el enorme retraso y las enormes dificultades que envuelven todo lo relacionado con las obras del PIR».

«Estamos ante un caso de incumplimiento endémico de los programas de inversión regional por parte de los gobiernos del PP de la Comunidad de Madrid. No puede ser que el dinero de la ciudadanía se pierda por la mala gestión de Ayuso, dedicada más a denigrar al Gobierno de España que a atender sus obligaciones», concluye Rodrigo Bernal.