La Voz de la Sierra

Noticias de la Sierra de Madrid

La lupa de Guillermo Redondo | Tablas en Carolina del Norte

El Gobierno villalbino se ha quedado sin presupuestos por la vía práctica y ha puesto sobre la mesa una vía alternativa que conlleva un riesgo alto. Hasta ayer la aritmética les jugaba en contra y ahora les juega a favor. No han obtenido el apoyo de los grupos municipales a un documento donde asegura el Ejecutivo era beneficioso para la localidad.

En una jornada plenaria sin parangón, con las gradas llenas de fanáticos –25 personas a lo sumo-, reposados sobre unas sillas alineadas y sin ser nominativas, juntando a simpatizantes de los azules, los rojos o los verdes en cualquier que sea su tonalidad, se desarrolló una sesión que dejó con la miel en los labios a los presentes y a los que existen a través del plasma. Se esperaba más. El delivery de Glovo no llegó a tiempo para repartir las palomitas y refrescos pedidos en un cine cuya cartelera no podía competir con una obra y un argumento tan novedoso como el de la Capital de la Sierra. Premio villalbito de oro a mejor guion original. Si es que lo que vemos aquí no lo vemos en ningún lado. 

Visto y no visto. La expectación se deshizo, el incendio municipalista quedó en conato tras no acudir presencialmente dos de los ediles, el traspiés del ejecutivo tiene alternativa y la película tendrá secuela. Una secuela en la que la protagonista Vargas ha de someterse a la confianza de sus enemigos. Pero a su favor jugará una carta inesperada, ese as bajo la manga, esa suerte que hace que el prota nunca muera. En una serie de catastróficas desdichas los enemigos de Vargas serán más enemigos aún entre ellos. Las posiciones inevitablemente alejadas, las convicciones, los intereses y las batallas internas dejarán un desenlace que no ha de dejar indiferentes. Y así nos han vendido la síntesis de lo que viene. 

Lo que significa es que la aritmética es tan caprichosa que ha dejado la partida en tablas. No ayuda al Gobierno a sacar cosas adelante que no sean adecuadamente negociadas y ahora impide que una alternativa para que otro candidato sea apoyado, salvo que a alguna de las dinastías convencidas de sus principios se le retuerce el lunes por la mañana y cree un conflicto a nivel nacional. Vox no puede apoyar al PSOE, a riesgo de que decaigan múltiples ayuntamientos de la zona y suponga el final de una formación que se encuentra en una situación delicada. Nada le vendría mejor al líder orensano popular que la formación de Abascal cometiera un error de este nivel. A VOX no le puede apoyar nadie en la localidad, salvo que los socialistas quieran ser retirados de empleo, sueldo, carnet, vivienda y calzoncillos. Y MCV no pueden apoyarse ni entre ellos mismos. Y así llegamos a otra aventura de la partida de reinas. 

Las cámaras ya están preparadas para rodar la segunda parte que veremos próximamente en el consistorio serrano. El concejal de Hacienda nos explicó que las cámaras disuaden de cometer delitos, según un estudio realizado en Carolina del Norte. Allí, en los USA, en el lugar de los reyes del séptimo arte, habrá que ir a venderles esta película, guionizada por la más enrevesada de las directoras de cine, la actualidad política. Un obra donde se cruza la aritmética, las pasiones, los intereses, la tragedia, la comedia y que siempre termina en tablas.