La Voz de la Sierra

Noticias de la Sierra de Madrid

La temporada de pesca de trucha llega a las aguas de la Sierra

Comienza la temporada de pesca de trucha en la Comunidad de Madrid: a partir del pasado 10 de marzo, y hasta el próximo 21 de julio, estará en vigor la Orden que regula la pesca de trucha en la región, de acuerdo con la publicación realizada en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM). A través de esta publicación, se establecen normativas para regular las vedas y la actividad de pesca en los ríos, arroyos y embalses con el objetivo de que se realice de forma sostenible y compatible con la conservación y el crecimiento de las poblaciones pesqueras.

Según lo establecido en la orden, en cada coto, las asociaciones de pescadores liberarán ejemplares monosexo y estériles de trucha arcoíris que habrán sido criadas en piscifactorías, con la previa autorización por parte de la Comunidad de Madrid. De esta manera, se asegura el ejercicio de una pesca controlada, tanto en la cantidad de truchas liberadas y capturadas, como en el uso de las diferentes artes y modalidades de pesca.

Se mantienen los 18 cotos de pesca de años anteriores. En los tramos autorizados, se podrán soltar ejemplares de la variedad arcoíris que no superen los límites máximos establecidos de 100 kilogramos de trucha por kilómetro; 400 kilogramos en tramos embalsados. Además, el tamaño ha de ser superior a los 21 centímetros de longitud y el peso, no mayor a los 350 gramos. Durante el período de veda de la trucha, queda prohibida la pesca de cualquier otra especie en las aguas designadas como zona truchera, excepto en los tramos que así se autorice en régimen especial por la Consejería.

Los ríos y arroyos incluidos en la zona truchera de la región se dividen en cuencas. Así, se contempla la cuenca hidrográfica del río Lozoya comprendida hasta el muro del embalse de Puentes Viejas, y el resto de la vertiente norte del curso, excluyendo el embalse de El Atazar. También se considera el arroyo de Miraflores o de la Morcuera, desde su nacimiento hasta la unión con el Arroyo del Valle.

Se añade el río Navacerrada y su cuenca hidrográfica, desde su origen hasta el muro del embalse de Navacerrada. En la subcuenca del Guadarrama, se encuentran el río de La Venta y el río de las Fuentes, desde su inicio hasta su confluencia en Cercedilla. Además, se incluye el río Guadarrama hasta la entrada al término municipal de Collado Villalba y todos sus afluentes.