La Voz de la Sierra

Noticias de la Sierra de Madrid

Se masca el final del gobierno en Torrelodones: Vox recula tras su defensa ante las acusaciones de traición por parte del PP

El último movimiento realizado por Vox Torrelodones desata los rumores de ruptura del pacto de gobierno del ayuntamiento torresano. La semana pasada ya informábamos acerca del desencuentro acontecido en el pleno del Ayuntamiento de Torrelodones realizado el 15 de febrero entre el Partido Popular y sus socios de gobierno provenientes del partido Vox Torrelodones. La semilla de la discordia no fue otra que la contratación de un nuevo jefe para la policía local, que provendría de otro municipio y supondría un desembolso adicional al no tratarse de una promoción interna de la actual plantilla del cuerpo.

A esta moción se opuso la improbable alianza de Vox y el PSOE de Torrelodones, pero terminó saliendo adelante gracias al también inesperado apoyo de Vecinos por Torrelodones hacia las intenciones del PP.

Uno pensaría que lo más lógico para intentar proyectar solidez desde el equipo de gobierno habría sido dejar esta desavenencia en anécdota y continuar como si no hubiese ocurrido nada, pero parece que ambos partidos tenían otra estrategia en mente.

El pasado lunes 19 de febrero, Vox publicó un comunicado en su página web nacional donde daban respuesta a un artículo publicado por la jefa de prensa del Ayuntamiento de Torrelodones en un portal de noticias externo, donde se daba a entender que la oposición de Vox a la propuesta del nuevo jefe de policía era sinónimo de traición hacia el actual pacto de gobierno.

En su comunicado, la Segunda Teniente de Alcaldesa, Sonsoles Palacios, quiso aclarar que su oposición «no supone en ningún caso la ruptura del pacto de gobierno». No obstante, también aprovechó para dar su versión de los hechos acontecidos en el pleno y para defender las acciones tomadas por su partido.

Palacios escudó la decisión de oponerse al nuevo jefe de policía argumentando que «no se especificó cantidad alguna en concepto de salario a percibir» y que «Vox no puede votar a favor de un asunto del que no ha sido debidamente informado y que supone un considerable desembolso de las arcas municipales». Cabe preguntarse en qué situación se encuentra la actual unión del gobierno si existen problemas de comunicación en asuntos tan básicos como la contratación de un jefe de policía, que a todas luces parece haber sido una decisión tomada unilateralmente por parte del PP Torrelodones.

La Segunda Teniente de Alcaldesa también aprovechó para sacar el tema de los prometidos aparcamientos, reincidiendo en que «los vecinos deben saber que los aparcamientos no están presupuestados ni se van a ejecutar este año» dado que «lo único que está presupuestado es el gasto del estudio y proyecto previo necesario antes de su construcción».

Todo este despliegue de desconfianza y contradicciones no es más que el eslabón más reciente en la cadena de encontronazos entre ambos socios de gobierno como lo fueron también la oposición de Vox hacia los «puntos violeta» de las pasadas fiestas patronales o los panfletos informativos sobre los presupuestos donde casualmente se omitió la autoría del partido ultraderechista.

La gota que colma el vaso es que este comunicado fue eliminado de la página web de Vox sin dejar rastro, abriendo la caja de pandora respecto a los rumores que ponen en duda la estabilidad del gobierno dentro del consistorio torresano, que a estas alturas parece equivalente a la de un castillo de naipes.