La Voz de la Sierra

Noticias de la Sierra de Madrid

Traen la luz y el agua a la piscina de Galapagar: «se les olvidó dotarle de los servicios básicos»

A pesar de haber pasado ya cerca de 10 meses desde la «inauguración» de las nuevas piscinas de verano de Galapagar, su apertura continúa siendo un impedimento a raíz de la clara falta de previsión cometida por el anterior equipo de gobierno del municipio.

Por ello, el pasado martes 20 de febrero dieron comienzo las labores de habilitación que dotarán a las piscinas tanto de agua como de electricidad, servicios de los que hasta ahora carecían las instalaciones y que la anterior corporación ni siquiera había contemplado en el proyecto de obra. Desde la concejalía de urbanismo se han tenido «que hacer unas inversiones adicionales que van a suponer casi ochenta mil euros para poder dotar a esta instalación de este servicio básico» tal y como declaró Ángel Camacho, Primer Teniente de Alcalde.

No olvidemos que la construcción de esta piscina de verano supuso un coste original de 1,78 millones de euros para la localidad galapagueña y que fue uno de los «grandes compromisos» del anterior equipo de gobierno. Ahora, casi 10 meses después, lo único logrado por este despropósito de obra pública ha sido mancillar el nombre de la heptacampeona mundial Camino Martínez, a la que concedieron el cuestionable honor de bautizar la piscina con su nombre, eso sí, compartiendo placa conmemorativa tanto con el anterior alcalde como su concejala de deportes, que vieron apropiado poner sus nombres en la inscripción al mismo tamaño que el de la nadadora.

Ahora sí, tras meses de trámites para obtener las autorizaciones pertinentes, dan comienzo las obras que ponen en el horizonte el día en el que los galapagueños puedan por fin disfrutar este verano de su piscina municipal.