La Voz de la Sierra

Noticias de la Sierra de Madrid

El nuevo jefe de policía provoca una nueva crisis en el gobierno de Torrelodones

En su pasada campaña electoral el Partido Popular de Torrelodones hizo hincapié en los problemas de seguridad que atravesaba el pueblo a través de su eslogan “sin seguridad no hay libertad”. Ahora que están al frente del consistorio, desde el PP han tomado la decisión de contratar a un jefe de policía externo en vez de promocionar a los agentes de la propia plantilla torresana, lo que ha causado indignación entre los socios de gobierno provenientes del partido Vox Torrelodones.

La crispación dentro del equipo de gobierno era palpable en el último pleno celebrado el pasado 15 de febrero, donde la Segunda Teniente de Alcaldesa Sonsoles Palacios se mostró directamente en contra de las intenciones del Partido Popular argumentando que “están empezando a gestionar de la misma manera que gestionó Vecinos por Torrelodones” y acusando al grupo Popular de falta de transparencia respecto a los presupuestos: “No nos han dado el montante total del sueldo de este policía local”.

Sin embargo, desde el PSOE Torrelodones estiman que “la decisión del PP nos va a costar como mínimo, tomando como base la plaza que está vacante, nada más y nada menos que 76.000 euros anuales”, tal y como aportaba Rodrigo Bernal, portavoz del Grupo Socialista local. Tanto desde el PSOE como desde Vox defendieron la idea de que ese dinero destinado al nuevo jefe de policía podría utilizarse para reforzar la actual plantilla ofreciendo un mayor número de horas extra a los agentes para evitar recurrir a seguridad privada en eventos como se lleva haciendo durante los últimos años.

Esta maniobra tampoco ha pasado inadvertida para el Sindicato de la Policía Local de Torrelodones, que desde sus cuentas de redes sociales han mostrado su clara oposición a la contratación de este nuevo jefe de policía, subrayando que existen otros asuntos más prioritarios como “detener a los ladrones de cable que dejan la urbanización sin alumbrado” y poniendo en cuestión la utilidad de un nuevo jefe de policía si no hay nuevos recursos que gestionar.

Este movimiento catalogado como “empezar la casa construyendo el tejado” tanto por parte del Grupo Socialista y como por Vox terminó saliendo adelante en la votación del pleno a pesar de la oposición de estos grupos gracias al inesperado apoyo de Vecinos por Torrelodones. Esta situación pone aún más en cuestión la solidez del actual equipo de gobierno del Ayuntamiento de Torrelodones y el futuro de esta coalición.