La Voz de la Sierra

Noticias de la Sierra de Madrid

«Samuel, Hollywood vs. Hollywood», el documental de Juan Antonio Tirado llega hoy lunes a Majadahonda

El próximo lunes 12 de febrero, a las 18:00 horas, en los Cines Odeon del Centro Comercial Gran Plaza 2 de Majadahonda, se presentará el documental Samuel, Hollywood vs. Hollywood, un largometraje de Juan Antonio Tirado y José Cabanach, que narra la historia del productor ruso, nacionalizado estadounidense, Samuel Bronston. El mismo 12 de febrero se celebra el 30 aniversario de su entierro en el cementerio municipal de Las Rozas.

Este documental cuenta, en los 110 minutos de duración, con las declaraciones de la hija del productor, Andrea Bronston, que, además, es la encargada de poner la voz en off, y el hijo de Charlton Henston, Fraser Clarke Heston, protagonista de la película El Cid, una de las obras más reconocidas de Bronston. También posee los testimonios de otros tantos que trabajaron codo con codo con el productor. “La idea era recuperar un personaje que hizo mucho por el cine español”, declara Tirado.

Un referente
Hoy en día apenas se recuerda su nombre, pero en la década de los 50 y 60 fue considerado un semidios en España. Bronston introdujo la industria profesional del cine en nuestro país creando, de la nada, enormes decorados, más imponentes que los de Hollywood, y dando trabajo, muy bien pagado, a miles de personas en una época en la que se vivían enormes dificultades económicas. “Bronston fue algo así como como el Plan Marshall que nunca había llegado”, declara Juan Antonio Tirado.
Samuel Bronshtein es de origen ruso (su pueblo natal es Izmail, que hoy pertenece a Ucrania) y con un arranque muy humilde. En 1937 se trasladó con su familia a Estados Unidos en busca del sueño americano, en el que se cambió el nombre a Bronston y, sin contar con recursos económicos, consiguió convencer a unos inversores para crear su propia productora cinematográfica. Aquí comenzaba a escribir su historia como productor.

En los años 50, un amigo de Bronston con cierta relación con Carrero Blanco, le abrió las puertas de nuestro país. En España, sin sindicatos y con un nivel de vida por debajo de la estadounidense, enseguida entendió que podía rodar sus películas más rápido y barato, así pudo crear algunas de sus obras maestras como El Cid o 55 días en Pekín. Sus películas tenían sello hollywoodiense y su nombre figuraba en los créditos por encima de grandes directores de la época como Anthony Mann.
Esto tuvo un coste. Hacer buenas películas con grandes decorados y a un precio mucho más asequible, despertó envidias entre sus colegas que no dudaron en traicionarle e intentar manchar su nombre en la industria. Además, el propio Bronston contaba, en una carta que le escribió a su padre, que se sentía “muy defraudado” con Hollywood. Él no solo era un productor, sino un autor. Sus películas llevaban su firma en un negocio en la que el dinero valía más que el valor del producto.

Juan Antonio Tirado, periodista y autor del documental, ha estado inmerso en la historia del productor para narrar su vida fiel a la realidad, con sus luces y sombras. Tirado ha consultado toda clase de documentos históricos, libros y carteles en los últimos dos años, y ha realizado más de 70 entrevistas en un exhaustivo trabajo documental que le ha llevado a viajar por todo el mundo desde San Francisco, en Estados Unidos, hasta Ucrania, en el que se realizaron grabaciones en plena invasión rusa.
“Bronston había aparecido en mi vida en números ocasiones. Sus restos se encuentran en el mismo cementerio de Las Rozas donde están mis abuelos”, declaraba Tirado. El periodista había conocido a los escayolistas, técnicos, carpinteros… que habían trabajado en la realización de los famosos decorados en Las Matas y pudo comprobar, de primera mano, lo importante que había sido para la zona las producciones cinematográficas de Bronston. Apabullantes decorados de cartón piedra donde hoy vemos grandes urbanizaciones. “La idea era recuperar un personaje que hizo mucho por el cine español”, concluyó el periodista.
Juan Antonio Tirado era plenamente consciente de que no podía ser “tan presuntuoso” de querer hacer un documental de cine. “Yo solo habría hecho un reportaje” manifiesta. Por esta razón, decidió contar con el director José Cabanach y con el director de fotografía, Jesús Arcas Santiago, entre otros.

Mata films es la productora madrileña que ha liderado este proyecto con el apoyo de RTVE y que el próximo 12 de febrero se presentará en los Cines Odeon del Centro Comercial Gran Plaza 2, en Majadahonda, coincidiendo con el 30 aniversario de la muerte del productor y el 60 de sus últimos rodajes en España. En esta presentación estará presente la alcaldesa de Majadahonda, Lola Moreno, así como los diferentes alcaldes y concejales de cultura de Las Rozas, Collado Villalba, Torrelodones, Los Molinos, Colmenarejo, Alpedrete, El Escorial, entre otros.