La Voz de la Sierra

Noticias de la Sierra de Madrid

Ecologistas en Acción arremete contra el proyecto de Plan General de Alpedrete

Ecologistas en Acción Sierras presenta un comunicado para expresar su rechazo al proyecto de Plan General de Alpedrete y posicionarse en contra del expansionismo urbano en la Sierra. La organización ecologista ha señalado anomalías legales, plazos vencidos y la falta de informes actualizados en el proyecto. 

La autorización para la construcción de 855 viviendas, locales comerciales y una zona comercial en la pradera de Los Llanos, sumada a la propuesta de uso comercial y terciario del Polígono Industrial con su posterior ampliación y el Catálogo de Bienes y Espacios Protegidos no responden a intereses sociales ni mejora de la calidad de vida de los vecinos y vecinas del municipio, sino que sirve para complacer los intereses especulativos de un sector minoritario de la población. 

El Pleno del Ayuntamiento aprobó inicialmente los documentos del proyecto del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Alpedrete el 20 de julio de 2023, la votación se decantó con nueve votos a favor, seis en contra y una abstención.

Los esfuerzos ecologistas siguen centrados en la pradera de Los Llanos, clasificada como Suelo No Urbanizable Común y Suelo No Urbanizable de Protección. Por ella pasan dos vías pecuarias y está delimitada por elementos naturales como el arroyo de Los Linos y el bosque de ribera. Además, esta área mantiene altos valores naturales, agropecuarios, paisajísticos y etnográficos, siendo la única zona cultivable que resiste en Alpedrete. 

La pradera de Los Llanos no es apta para la urbanización debido a su ubicación entre la A-6 y la vía del ferrocarril, lo que podría generar altos impactos acústicos y distintas contaminaciones. El crecimiento vegetativo de la población de Alpedrete (actualmente en negativo o en cero) no demanda nuevas viviendas y se ignora la posibilidad de construir en solares urbanos vacíos, abandonados o en estado de ruina. Según reconoce el PGOU, la urbanización de Los Llanos también agravaría la movilización vehicular privada, incrementado el número de viajes a un millón y medio más cada año, repercutiendo negativamente a la contaminación y perjudicando las comunicaciones en una zona que ya está saturada. 

El cambio de uso del Polígono Industrial habilitando su espacio para el uso comercial y terciario podría implicar la degradación del comercio local en el centro urbano. Además, la zona de expansión ideada para el Polígono presenta dos canteras con humedales y un yacimiento arqueológico documentado. 

El proyecto de PGOU contiene otros elementos rechazables: el Catálogo no incluye zonas e inmuebles de valor cultural que deberían ser protegidos y la innecesaria construcción de un nuevo cementerio ubicado en zona protegida y que no cuenta con los accesos adecuados.