La Voz de la Sierra

Noticias de la Sierra de Madrid

San Lorenzo de El Escorial sube la tasa de basuras tres diez años congelada

El Pleno de la Corporación Local, en sesión extraordinaria, ha aprobado hoy la modificación de la ordenanza fiscal relacionada con la «Tasa de basuras», que abarca la recogida, tratamiento y eliminación de residuos sólidos urbanos y similares, así como la utilización del vertedero municipal y otros servicios de limpieza.

La nueva ordenanza contempla una actualización de la «Tasa de basuras», la cual había permanecido congelada desde 2014. Esta actualización se debe a la necesidad de adecuarse gradualmente a la Ley 7/2022, de 8 de abril, de Residuos y suelos contaminados (LRSC) para una economía circular derivada de la Directiva del Parlamento y el Consejo Europeo. 

La consecuencia inmediata de esta nueva normativa es que, a partir de ahora, «paga quien genera los residuos», por lo que este año entró en vigor un impuesto estatal para la gestión de residuos que penaliza la huella de carbono originada en los municipios, y que es de 40 € por tonelada trasladada el vertedero. Es decir, en 2021, por tonelada trasladada al vertedero de la Mancomunidad del Noroeste se pagaba 13 euros; en 2022 subió a 29 euros y desde 2023 cada tonelada cuesta 69 euros, lo que supone un incremento en los costes del 237 por ciento.

Además, durante 2023, el gasto total para mantener limpio San Lorenzo, que incluye la limpieza viaria, la recogida de residuos y los traslados al vertedero de la Mancomunidad, fue de 3.135.167 euros, mientras que la recaudación por la Tasa de Basura se estima en 1.634.394 euros. Esto significa un sobrecoste de 1.500.773 euros.

Qué dice la nueva ordenanza

Para cumplir con las directrices europeas y estatales, los vecinos de San Lorenzo de El Escorial verán incrementado el recibo de la tasa de la recogida de basuras en el próximo periodo impositivo 2024, quedando las tarifas para la prestación de usos residenciales:

  • Por vivienda: 100 €/año.
  • Se suprime la tasa de basuras para jardines de menos de 100 m2.
  • Por jardín de más de 100 m2 y hasta 500 m2: 125 €/año (incrementándose 0,19 €/m2, por encima de los 500 m2).

Para el resto de usos (comercios, bares y restaurantes, supermercados, industria, etc.), las tarifas se aplicarán según su capacidad de generación de residuos, tomando como medida el volumen de los contenedores asignados o usados, con una cuota mínima por sector.

Beneficios fiscales

La ordenanza establece también una reducción del 20 por ciento de la tasa, con relación a la vivienda habitual, para los vecinos cuya pensión de jubilación sea 1,5 veces inferior al Salario Mínimo Interprofesional.

También disfrutarán de bonificación los usuarios que realicen un mínimo de aportaciones al Punto Limpio Municipal, tales como residuos de construcción, colchones, enseres, grandes aparatos, aportaciones que quedarán registradas por el personal municipal en un “eco carné”.

Igualmente se bonificará con el 5 por ciento de la tasa, la gestión propia de los residuos orgánicos a los vecinos inscritos en el programa de compostaje municipal y a los locales destinados a actividades económicas que realicen acciones para la reducción del volumen de residuos generados.

Objetivo: fomentar el reciclado

En la actualidad, en San Lorenzo, se envía al vertedero el 86 por ciento de los residuos generados en el municipio, lo que significa que solo se recicla el 14 por ciento. Esta cifra está considerablemente por debajo de los objetivos estipulados por la nueva ley, que los sitúa en el 55 por ciento de reciclaje en los próximos años.

Es fundamental concienciar a la población sobre la importancia de reducir la cantidad de residuos en la bolsa gris y aumentar la separación de residuos en casa, incluyendo el reciclaje de vidrio, envases y papel/cartón. Por este motivo, el ayuntamiento ha lanzado la campaña «San Lorenzo contigo más limpio. Reciclando ahorramos todos». El objetivo de esta campaña es informar a los vecinos sobre la cantidad de residuos que se generan, los costos asociados a su gestión y la recaudación actual por la tasa de basuras, que no cubre ni la mitad de esos costos. El propósito es crear conciencia acerca de la necesidad de esforzarse más en las «4 R» del medioambiente: Reducir, Reutilizar, Reciclar y Recuperar.