La Voz de la Sierra

Noticias de la Sierra de Madrid

El alcalde de Galapagar se enfrenta a un año de prisión por presunto acoso laboral

El alcalde de Galapagar, Alberto Gómez Martín, y otros tres cargos del Ayuntamiento deberán enfrentarse a un juicio oral por acoso laboral, según ha decidido el juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Collado Villalba. La resolución judicial, establece que los acusados ​​revocaron la prórroga del servicio activo y jubilaron a la secretaria general del Ayuntamiento en contra de su voluntad, mientras ella estaba de baja por ansiedad debido al supuesto acoso laboral que había experimentado con la llegada de este gobierno local. Entre los acusados también se encuentran el primer teniente a alcalde (Felipe García Escobar de Ciudadanos), la segunda teniente a alcalde (Rosa María Encuentra) y el gerente de Servicios Generales del Ayuntamiento (Alfonso Garza).

Se buscaba que la secretaria no continuase en su puesto laboral, llegando a haber “continuas interferencias e injerencias en sus tareas profesionales, siendo cuestionada su prórroga en el servicio activo, solicitando la realización de funciones que no se correspondían con su cargo, aumentando su volumen de trabajo, siendo requerida su asistencia presencial durante la pandemia”, afirma la denunciante. En una reunión mantenida en marzo de 2021, tanto el alcalde como el primer teniente de alcalde supuestamente realizaron comentarios vejatorios y degradantes, cuestionando su labor dentro del consistorio.

La secretaria del Ayuntamiento se sintió humillada y solicitó por escrito las objeciones y reproches realizados por el alcalde y su mano derecha. Anteriormente, en junio de 2019, la denunciante había recibido la aprobación del exalcalde para permanecer en el servicio activo como Secretaría del Ayuntamiento. La resolución judicial dictaminar pagar una fianza de 11.820,99 euros en un plazo de un día para asegurar las responsabilidades que pueden imponérseles. La fiscalía solicita al alcalde y sus dos primeros tenientes un año de prisión y otro año de inhabilitación.