La Voz de la Sierra

Noticias de la Sierra de Madrid

Un grupo de extrema izquierda impide a un vecino recuperar su casa en Collado Villalba

fp9t8jewwaaupht
Cartel difundido en redes sociales

El grupo de extrema izquierda autodenominado «Asamblea de Vivienda de Villalba» ha impedido que el Juzgado devuelva a un vecino particular una casa de su propiedad. El piso, que se encontraba alquilado, debía ser objeto de un alzamiento judicial en la mañana de hoy lunes tras el reiterado impago de la renta por parte de los inquilinos.

Bajo el lema «Maritza se queda», los miembros de esta plataforma se han reunido hoy a las 9:00 de la mañana en la villalbina Calle Pico de Peñalara para apoyar a los «inquiokupas» frente a los agentes de la autoridad. Desde varios días antes, el colectivo venía haciendo un constante llamamiento para organizar una resistencia capaz de frenar el correcto desarrollo del desahucio, cuya legalidad y pertinencia está fuera de toda duda y sospecha.

Victimización del moroso y celebraciones en redes sociales

Tras conseguir evitar, de momento, el desalojo de los inquilinos morosos, la «Asamblea de Vivienda de Villalba» se ha felicitado en redes sociales. También lo ha hecho el exconcejal de la confluencia local de Podemos en Collado Villalba, Darío Unai, quien ha definido como «violencia ya consumada» el hecho de que «los vecinos estén cada día más identificados con el rentista y menos con las explotadas» en un delirante hilo compartido en Twitter.

Según la información publicada por el colectivo de izquierda radical, los moradores dejaron de pagar el alquiler porque «supone más del 60% de sus ingresos» y justifican el cálculo porque la mujer está de baja y el marido en situación de desempleo. No informan de la situación del propietario, del que se limitan a decir que es un «rentista que quiere dejar a una familia entera en la calle».