La Voz de la Sierra

Noticias de la Sierra de Madrid

La madre de Antonio Molina, rota de dolor por el acercamiento al País Vasco del asesino de su hijo: «en España no hay justicia»

Collado Villalba rindió homenaje este sábado a Antonio Molina, el joven agente de la Guardia Civil que fue asesinado por ETA el 17 de diciembre de 2002 en la vía de servicio de la A-6.

Coincidiendo con el vigésimo aniversario del tiroteo que le costó la vida, su asesino, Jesús María Etxebarria Garaikoetxea, ha sido acercado recientemente al País Vasco por el gobierno central. El terrorista no ha desertado de la banda ni ha pedido perdón a las víctimas.

La madre de la víctima, Loli Martín, ha realizado un encendido alegato contra el ministro del interior, Fernando Grande Marlaska, señalándole como responsable de los privilegios penitenciarios del asesino de Antonio.

Unas palabras que desagradaron a los concejales del PSOE de Collado Villalba asistentes al acto, que no aplaudieron a la víctima del terrorismo ni dejaron el ramo de flores en el monolito de la rotonda de la Guardia Civil como el resto de grupos políticos.

Una actuación heroica 

El joven Guardia Civil fue asesinado a tiros por ETA, tras parar a un coche que trasladaba 130 kg de explosivos. Con su actuación evitó que ETA sembrara de bombas los centros comerciales de Madrid en plena Navidad.

Su compañero, el agente Juan Aguilar Osuna, también fue disparado y resultó gravemente herido. Las heridas que sufrió provocaron su inhabilitación permanente para el desempeño de su oficio.

Muchos villalbinos aún recuerdan la gran ola expansiva que se produjo a causa de la detonación del material explosivo.

 

Autor de la noticia