La Voz de La Sierra

Noticias de la Sierra de Madrid

Las nuevas urgencias cumplen siete días en medio de la batalla política

Centro de Salud de Moralzarzal, en una imagen publicada por el ayuntamiento de la localidad

Se cumple una semana de la puesta en marcha de las de los nuevos servicios de urgencias extrahospitalarias en la Comunidad de Madrid. En estos siete días se ha hecho patente el caos en el funcionamiento de las mismas, con problemas de falta de personal y cerca de un 60 % de bajas sobrevenidas entre los sanitarios. Desde el gobierno regional acusan a la izquierda de promover una huelga encubierta, mientras que la oposición critica duramente a la Comunidad de Madrid por la «nefasta gestión» de la reapertura de los antiguos SUAP.

La presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, lamenta que los servicios públicos estén «secuestrados por fines partidistas» al tiempo que recuerda que «esto a quien afecta es al protagonista del sistema sanitario, que son los ciudadanos. Hay grandes profesionales y prácticamente todos están comprometidos con la salud de los ciudadanos».

A juicio de Ayuso, lo acontecido en la última semana recuerda «a lo que ocurrió durante las fechas más importantes de la pandemia, cuando algunos políticos boicotearon un hospital público, el Isabel Zendal, con pacientes dentro». La presidenta regional asegura «que los mismos políticos están ahora mismo llamando a huelgas que perjudican directamente al paciente» y exige responsabilidad.

«Chapuza, caos y cobardía son las tres palabras que definen perfectamente el plan de reapertura de los centros de urgencias hospitalarias», asegura Mónica García, portavoz de Más Madrid y líder de la oposición en la Asamblea regional.

Los ayuntamientos denuncian a diario la situación

Los ayuntamientos gobernados por partidos de izquierda han denunciado en los últimos siete días la falta de personal en sus centros de urgencias. Es el caso de Galapagar, Moralzarzal, El Boalo o Torrelodones, que a través de las cuentas institucionales de sus respectivos municipios en redes sociales han dedicado mensajes diarios a las carencias de médicos o enfermeros.

La sombra de la huelga encubierta, las bajas repentinas y las condiciones laborales de los sanitarios, muchos de ellos avisados de traslados forzosos con escasas horas de antelación, copan el debate público una semana después de la reapertura de las urgencias extrahospitalarias.

Autor de la noticia