22 septiembre, 2020

La Voz de La Sierra

Noticias de la Sierra de Madrid

Valdemorillo completa la puesta a punto del colegio

Valdemorillo.- Ya está todo preparado para la apertura de las aulas en este curso 2020/2021 que en el Colegio Público Juan Falcó de Valdemorillo se vivirá este 9 de septiembre, al ser el martes 8 festivo a todos los efectos en esta localidad.

La instalación de la nueva señalización que marcará los itinerarios a seguir  obligatoriamente por escolares, profesores y demás personal, en uno y otro sentido, ha puesto el punto final a la completa puesta a punto seguida, con la que además de atenderse todas las peticiones de arreglos y mejoras planteadas desde la dirección del centro, ha ido inevitablemente aparejada este año de la oportuna adaptación del centro a todas las normas de seguridad anti COVID-19 que se hacen necesarias para asegurar la vuelta al cole más segura.

Un objetivo al que  ha prestado especial atención la concejalía de Educación y Cultura, contando su responsable, Eva Ruiz, con el apoyo e implicación de otras áreas municipales, como Obras, acometiendo todos los trabajos, Seguridad, fijando los correspondientes dispositivos, y Limpieza y Medio Ambiente, y cuyos responsables, Isaac Villena, Miguel Partida y Carlos Isidro López, respectivamente, también han aportado el oportuno respaldo para hacer posible “que todo esté preparado, hasta el último detalle, y las familias puedan afrontar con mayor tranquilidad ahora que se retoman las clases presenciales”.

Y es que las ‘novedades’ que marcan la reanudación de la actividad lectiva pasan incluso por hacerse muy visibles en las vías de acceso al centro, en el que se va a contar con hasta seis puertas para facilitar la entrada y salida de los menores en función del curso que siguen.

Desde los más pequeños, los niños y niñas de 3 años, que accederán por el pabellón que se abre en la Avenida de Segovia, a los de educación especial, que entrarán directamente a su aulario, disponiendo de la rampa instalada ahora en este acceso, todos los colegiales contarán con sus propios itinerarios, que igualmente quedan bien definidos ya en las calles donde se localiza el colegio, la ya citada Avenida de Segovia y La Paz, diferenciándose los sentidos a la hora ce circular  incluso en los pasos de peatones nuevamente pintados y bien señalizados, de modo que se avance “siempre y exclusivamente” en la dirección indicada, “resultando fundamental contar con la colaboración de las familias y peatones en general, que deberán prestar atención en todo momento a las indicaciones de los agentes de la Policía Local”.

La situación de crisis sanitaria introduce así más contenido al programa que, aprovechando el verano, se ha seguido para la adecuación del centro, y que en este caso ha pasado, fundamentalmente, por la renovación de ventanas, pintura de paredes en pasillos y aulas, instalación de una puerta antipánico en el comedor, agua caliente en el baño de los profesores, sustitución de inodoros en los aseos del edificio de los más peques, mejora en las salidas de emergencia y hasta nuevas porterías, ahora que las antiguas redes desaparecen para dar paso al metal.

Porque muchas y muy diversas son las obras seguidas en estas semanas para garantizar que todo esté listo en el Juan Falcó en este nuevo curso en el que va a resulta “decisivo” el cumplimiento de los protocolos sanitarios establecidos para velar por la protección de todos, alumnos, profesorado y demás personal no docente que también presta a diario sus funciones en estas dependencias.

Así, la aplicación de la distancia de seguridad obligada de dos metros y la completa señalética que delimita, tanto en el interior de las distintas edificaciones educativas como en los patios, la zona de paso a seguir, así como la dirección por la que deberá avanzarse, forman parte de esa ‘nueva’ realidad a la que habrán de adaptarse los escolares, quienes igualmente encontrarán desde ahora muy presente por todo el centro otros elementos esenciales en esta situación de pandemia, como los dispensadores de gel y mamparas.

A este respecto, Ruiz insiste que desde el Ayuntamiento de Valdemorillo “estamos haciendo un esfuerzo importante por atender cualquier necesidad que pueda surgir, poniéndonos a disposición de la comunidad escolar y permaneciendo atentos a la evolución de la pandemia para prestar nuestro apoyo dentro de los recursos y competencias que tenemos”. De hecho, esta disposición ya se puso de manifiesto durante la etapa de confinamiento, en la que el propio Ayuntamiento adquirió dispositivos informáticos, tanto tablets como tarjetas SIM, para paliar la falta de este material entre el alumno, “algo que seguimos barajando en este curso que ahora empieza, en caso de resultar necesario”.

Además, la edil no duda en indicar que desde este Consistorio ya se barajan desde hace meses los espacios que podrían llegar a cederse temporalmente para uso docente, habilitándolos para ello si así se requiere, de modo que, en caso que de requerirse así, se pueda contar en este municipio con este tipo de aulas alternativas.

El desbroce de las distintas superficies de recreo al aire libre, aplicando en los patios y demás zonas de exterior las mismas directrices de limpieza y desinfección que en las clases, despachos y demás salas y dependencias, es otro de los aspectos que ha centrado los trabajos realizados por cuenta del Ayuntamiento, que encaran ya su recta final con los últimos remates. Además de limpiarse los canalones, repararse el suelo de algunas clases, así como puertas y demás elementos del mobiliario, y suprimirse las pequeñas humedades detectadas, las obras acometidas incluyen la cimentación de la parte trasera del módulo de Infantil y el acondicionamiento de sombra en las áreas de patio, dotando de un termo a los baños exteriores para poder disponer en ellos de agua caliente.

 

LA VOZ TELEVISIÓN