23 noviembre, 2020

La Voz de La Sierra

Noticias de la Sierra de Madrid

Hallado muerto dentro de un pozo un joven de 24 años que desapareció hace un año en Galapagar

La Guardia Civil localizó el pasado domingo en un pozo de un chalé de Galapagar el cuerpo sin vida de Youssef Arhray, un joven de origen magrebí y de nacionalidad española de 24 años que desapareció de forma misteriosa en el municipio serrano a finales de agosto de 2019. El cadáver estaba flotando en el agua a gran profundidad en la parcela de la vivienda unifamiliar situada en la confluencia de la calle Ermita y la calle del Guijarro de Galapagar, tal como señala el diario El Mundo.

El chalé fue alquilado por una familia a principios de este año, según los vecinos. Los nuevos inquilinos llevaban notando mal olor desde hace meses. Estaban extrañados y desconcertados porque no sabían de dónde provenía esa pestilencia tan desagradable. El hedor fue aumentando hasta que el domingo investigaron en el interior del pozo. A una gran profundidad descubrieron que flotaba el cuerpo de una persona. Los residentes avisaron a la Guardia Civil y a la Policía local, que rescataron el cadáver y vieron que correspondía a una persona joven. Estaba vestido y no se halló en el interior ninguna documentación.

Enseguida se sospechó que podría tratarse de Youssef, ya que la ropa que llevaba el fallecido era la misma que la que se encontró en el cadáver:polo rojo, pantalón vaquero y zapatillas blancas y negras. Las pruebas biológicas han confirmado los indicios.

La autopsia ha revelado por el momento que no murió de forma violenta y los agentes se inclinan por la teoría de que su muerte pudo ser accidental al caerse al pozo.

Sin embargo, sus amigos no comparten esta teoría y piensan que quizás pudo ser empujado al interior. Además, subrayan que no se ha hallado su teléfono móvil, que podría arrojar más datos sobre su extraña desaparición.

LA VOZ TELEVISIÓN