13 agosto, 2020

La Voz de La Sierra

Noticias de la Sierra de Madrid

La Asociación Hostelería Madrid lanza una guía para la apertura

Madrid.- La Asociación Hostelería Madrid ha lanzado una guía para ayudar a los empresarios a adaptarse a las nuevas circunstancias y que en la vuelta a la normalidad tras el paso del coronavirus puedan ofrecer la mayor garantía de seguridad a sus clientes.

El documento, elaborado por el departamento de Calidad y Seguridad Alimentaria de la asociación, reúne una serie de medidas a tomar en tres fases -la preapertura, la puesta en marcha y la post-apertura- y se centra en la planificación de la actividad, la reestructuración de la carta, la gestión de stock y proveedores, los nuevos procesos de trabajo y medidas de protección (EPI) de los trabajadores, la adaptación de los horarios de apertura y la gestión de compras.

RECOMENDACIONES

Entre las recomendaciones en la preapertura, la guía detalla la exhaustiva limpieza y desinfección del local que se debe realizar antes de abrir las puertas y sugiere que no es necesario empezar la actividad con la misma oferta gastronómica ni en el horario anterior, sino que éstos se deberán adaptar a la nueva demanda y costumbres. Asimismo, ve importante evaluar el personal que hay operativo, elaborar un plan detallado de trabajo para el primer día, realizar un inventario de stock y revisar los equipos y la maquinaria de frío.

También, antes de la reapertura, la guía habla de incorporar nuevos proveedores que provean a los locales de mascarillas, guantes, desinfecciones, equipos de ozono o mamparas, así como la colocación de cartelería para recordar a los empleados los nuevos hábitos de trabajo.

Aunque cada modelo de negocio de la hostelería deberá adaptarse a la nueva situación de forma diferente en función de sus particularidades, la guía sugiere recomendaciones según las zonas de trabajo. En cuanto a los vestuarios y entrada de personal, recoge que los trabajadores deberán acceder a su puesto con la ropa y calzado de trabajo, uniforme limpio, lavado de manos y mascarilla y habla de prohibir salir con esa ropa a fumar, realizar compras de última hora o imprevistos. Además, recomienda no permitir el uso del móvil y efectos personales a los trabajadores por motivos de contaminación durante su horario laboral.

Sobre la recepción de pedidos y proveedores, el documento sugiere que se establezcan diferentes horarios para desinfectar la zona de recepción entre envío y envío, y también que se laven y desinfecten todos los productos a su entrada al local. Además, pide no permitir la entrada a las áreas de manipulación a personal ajeno a este servicio y que las visitas de comprobación o inspección a los bares y restaurantes vistan EPI y pasen por un control de temperatura.

LA COCINA, DELIMITADA Y SIN ROMPER LA DISTANCIA DE 1,5

En la cocina, el papel elaborado por Hostelería Madrid dice que los espacios deberán estar delimitados para evitar que el personal, que irá con equipo de protección individual, rompa la distancia interpersonal de 1,5 metros. Además, en esta zona se deberá desarrollar un plan especial de limpieza, al igual que en la barra o la sala, donde las mesas también deberán respetar las distancias para evitar el contagio.

En las zonas de take away, la guía sugiere incorporar vinilos para evitar las aglomeraciones y, en las terrazas, recomienda que el mobiliario se redistribuya para garantizar la seguridad de los clientes, separando las mesas o colocando elementos de protección. Además, propone desinfectar el suelo, las mesas y sillas y evitar la colocación de servilleteros u otros elementos.

En los negocios de buffet, elude a que los alimentos deberán estar protegidos de los clientes, así como el menaje, que tendrá que ser facilitado por el personal. Y en cuanto al reparto a domicilio, la guía invita a incluir a los vehículos en el plan de limpieza y desinfección, así como la zona de entrega de pedidos si no se usan medios propios para la distribución.

Por último, como tras la apertura del negocio pueden surgir imprevistos o contratiempos, la guía recomienda tener un plan de contingencia para poder reaccionar si un trabajador enferma, si hay que realizar desinfecciones completas del local o si hay que flexibilizar la carta para adaptarla a la demanda o a la disponibilidad de productos.

La guía, que se irá completando con formaciones de apoyo para cada perfil de empresario, ha sido enviada a la Comunidad y al Ayuntamiento de Madrid para que la administración sanitaria tenga conocimiento del documento, ya que Hostelería Madrid espera que las medidas exigidas por los gobiernos para la reapertura de los negocios sean consultadas con el sector.

LA VOZ TELEVISIÓN