9 agosto, 2020

La Voz de La Sierra

Noticias de la Sierra de Madrid

Los socialistas presentan un Plan Social para Torrelodones y renuncian a la asignación de Grupo Municipal

Para afrontar las consecuencias que la crisis del COVID19 ha causado entre la ciudadanía, hemos hecho llegar al equipo de gobierno municipal un documento con una serie de medidas sociales y fiscales encaminadas a que nadie se quede atrás.

Además, ante la situación que está atravesando nuestro país, hemos procedido a renunciar a la asignación para gastos generales del Grupo Municipal Socialista a partir del 1 de abril y hasta final de año para que esa cantidad sea destinada a Servicios Sociales.

Los Ayuntamientos, como administración más cercana a los ciudadanos, tienen en su mano la posibilidad de establecer planes de actuación adaptados a la realidad de cada municipio: “en el caso de Torrelodones –explica el portavoz socialista, Rodrigo Bernal- tenemos un Ayuntamiento con unas cuentas saneadas y un amplio superávit, lo que da margen más que suficiente para establecer un escudo social complementario al ya puesto en marcha por el Gobierno”.

QUE NADIE SE QUEDE ATRÁS

Sin duda ninguna estamos ante una situación de emergencia sanitaria que, si todas las Administraciones no trabajan en coordinación, va derivar en una emergencia social y económica. “Aunque los Ayuntamientos no tienen competencias en materia sanitaria, sí que tienen margen de actuación en muchos otros ámbitos, especialmente el social y el fiscal”, detalla Rodrigo Bernal. En el caso de nuestro municipio, con una estructura productiva absolutamente basada en el sector servicios, “el apoyo a las empresas se hace indudablemente preciso con una premisa básica: el mantenimiento de la actividad económica y de forma muy especial el empleo”.

En línea con las amplias medidas puestas en marcha por el Ejecutivo de Pedro Sánchez, los socialistas de Torrelodones hemos hecho llegar al equipo de gobierno municipal un documento en el que se recogen una serie de medidas sociales y fiscales. “Se trata de un amplio catálogo de medidas, que consideramos perfectamente asumibles por nuestro Ayuntamiento, que contemplan modificaciones fiscales, puesta en marcha de nuevas ayudas a las familias y apoyo de las empresas de nuestro municipio”.

MEDIDAS TRIBUTARIAS

En materia fiscal, además del cambio del calendario tributario ya puesto en marcha, planteamos una convocatoria extraordinaria del sistema de fraccionamiento de pago del IBI “para que puedan acogerse aquellos contribuyentes que lo deseen y, además, incrementar el descuento por esta modalidad de abono para el ejercicio 2020 del 5% al 10%”, explica Rodrigo Bernal. Como apoyo a las empresas, ponemos sobre la mesa la posibilidad de equiparar todas las calles del municipio a la categoría cuarta y “devolver la parte proporcional de las tasas municipales por terrazas y veladores a los negocios locales mientras esté en vigor la prohibición de apertura”.

Además, desde el PSOE, demandamos la implantación de “un sistema de ayudas a los negocios locales para el pago de los alquileres y establecer un programa de subvenciones para mejora de la eficiencia energética”, explica el portavoz socialista. Además, solicitamos la devolución de las cuotas en aquellos servicios que no se están prestando con normalidad, como las Escuelas Municipales o Deportes.

ACTIVAR UN ESCUDO SOCIAL

Además de las medidas de carácter fiscal, el Grupo Socialista ha hecho llegar al gobierno municipal un documento en el que se recogen una serie de iniciativas encaminadas a “tratar de reducir el impacto que la crisis del COVID19 está causando en la ciudadanía. Son una serie de medidas que pretenden que nadie se quede atrás cuando salgamos de la situación de emergencia sanitaria”, afirma Rodrigo Bernal.

En primer lugar hemos solicitado que se abra una convocatoria extraordinaria del programa de ayudas para los gastos de mantenimiento de la vivienda habitual, teniendo en cuenta las extraordinarias circunstancias por las que atravesamos. Sin perder la perspectiva de la gradación por renta, proponemos elevar de 20.000 a 100.000 euros el presupuesto destinado a este fin y modificar las bases de adjudicación para que esta ayuda llegue a más personas, “además de incrementar su cuantía a 500 euros para familias monoparentales, familias con alguna persona discapacitada, familias en riesgo de exclusión y vecinos afectados por algún Expediente de Regulación Temporal de Empleo o que hayan perdido el empleo”, detalla el portavoz del PSOE local.

Otras medidas complementarias que hemos demandado son extender el programa de becas de comedor a los actuales beneficiarios durante los meses de junio, julio y agosto “a fin de que las familias puedan atender las necesidades básicas de los menores a su cargo, así como poner en marcha un programa de ayuda a la adquisición del abono transporte para los meses de abril, mayo y junio, en todo caso prorrogable”. Finalmente,  y para el caso de que pudiera llevarse a cabo el programa de actividades veraniegas que organiza la Concejalía de Educación, “conceder una subvención de acuerdo a la renta de las familias de entre el 20 y el 50% del importe en función de la renta”, concluye Rodrigo Bernal.

LA VOZ TELEVISIÓN