La Voz de La Sierra

Noticias de la Sierra de Madrid

La primera la víctima del Coronavirus en Colmenarejo falleció el pasado viernes

Colmerarejo.- La primera persona contagiada por el Coronavirus en la comarca de la Sierra de Guadarrama, fue el padre del cura párroco de Colmenarejo, Ángel Amigo, que fue ingresado en el Hospital Puerta de Hierro el 5 de marzo y que tristemente fallecía el pasado viernes día 13 de marzo.

El sacerdote y su madre, también, lo ha padecido, y hoy están en cuarentena de aislamiento. “Todo esto, aunque nos duela, es por puro amor de Dios, porque nos quiere”, afirma Ángel Amigo que puntualiza, “aprovechad, hablad, rezad juntos, somos familia”.

Párroco de Colmenarejo, Ángel Amigo empezó a padecer los síntomas de la pandemia, y después de él fueron sus padres. Así empezó un rosario de visitas a ambulatorios y hospitales del que él y su madre han podido salir.

Pocas horas antes de fallecer su padre, Ángel pudo ir a verle a la UCI, “con mucho gel, con mascarilla y con todos los cuidados posibles. Gracias a eso pude dar la Unción a mi padre y perdonarle sus pecados, porque si no, mi padre se habría ido sin los sacramentos”. Las siguientes horas fueron un calvario para el párroco y su madre, porque no pudieron ver el féretro, y tuvieron que seguir por móvil el responso a su padre delante de la puerta del crematorio, sin bajarse del coche, por precaución.

Ángel Amigo afirma a la publicación religiosa Alfa y Omega que “nos quedan ocho días de cuarentena, no nos podemos dar ni siquiera un paseo y estamos rodeados de todas las cosas de mi padre, viendo su programa de tele favorito… Mi madre está muy triste. Está siendo muy difícil y casi cruel”.

El párroco de Colmenarejo sigue celebrando la Misa por su pueblo todos los días. Su vida espiritual sigue siendo intensa pero apunta al semanario religioso que echa “mucho de menos el sagrario, poder sentarme delante para estar con el Señor y hablar con Él”.

Autor de la noticia