8 julio, 2020

La Voz de La Sierra

Noticias de la Sierra de Madrid

Los “virginianos” no se rinden: “Construiremos la capilla definitiva que nos ha pedido la Virgen”

Según publican en sus redes sociales, “después de numerosos recursos, no ha sido posible defender la licencia concedida y el Ayuntamiento ha ordenado su desmontaje (cuando nos concedieron la licencia provisional, una de las condiciones fue que al primer requerimiento, la desmontaríamos) cosa que no han cumplido, teniendo que hacerlo subsidiariamente el propio Ayuntamiento para evitarse las sanciones de rigor y para no incurrir en el delito de desobediencia por incumplir a su vez el requerimiento judicial recibido en la fase procesal de ejecución de sentencia”.

“Entre tanto, seguimos con los trabajos de preparación y diálogo con el ayuntamiento de El Escorial, para poder construir con todos los permisos necesarios, la capilla definitiva, en el lugar y con las medidas que tantas veces ha pedido la Virgen en Prado Nuevo”.

Desde “Acción Plural”, aseguran que se mantendrán vigilantes ante estas afirmaciones y responden a esta intención asegurando que “el TSJM no admite en absoluto el carácter de “provisional” tanto de la licencia como de la capilla, que el Ayuntamiento y los virginianos les atribuyen incluso después de emitirse las resoluciones judiciales recaídas, pues tal “provisionalidad” no encaja en los supuestos de hecho que la normativa urbanística podría permitir. Por eso y por el lugar protegido se ha declarado ilegal la licencia y, consiguientemente, la capilla. Los términos en los que se expresan los razonamientos jurídicos y el fallo de las Sentencias son contundentes en ese sentido.

No se pueden pasar por alto, -señalan- cuestionar ni tergiversar, espuria e interesadamente, ni el contenido ni la firmeza jurídica del resultado de un impecable, pormenorizado y extenso proceso judicial, que dice lo que dice. Aquí, el caso es seguir engañando a la gente.

Por otro lado, en el segundo párrafo transcrito informan de diálogos con el Ayuntamiento para “construir una capilla definitiva … en Prado Nuevo”.

Si fuese cierto, constituye una provocación sin paliativos y una contumacia para la comisión de los delitos contra el planeamiento urbanístico y de prevaricación administrativa.

Esperamos que se quede en una simple fanfarronada de consumo interno para sacar pecho ante los adeptos de la secta y les deseamos nulo éxito en la intención recaudatoria que se vislumbra.”

LA VOZ TELEVISIÓN