La Concejalía de Seguridad de Valdemorillo recuerda la prohibición de carabinas de aire comprimido en las calles
Portada, Sin Categoría, Sociedad

La Concejalía de Seguridad de Valdemorillo recuerda la prohibición de carabinas de aire comprimido en las calles

Pese a resultar evidente que la vía pública nunca puede ser un espacio donde se porten armas ni se pueda hacer uso de las mismas, incluyendo las escopetas de perdigones, el Ayuntamiento de Valdemorillo, a través de su Concejal de Seguridad y Movilidad, Miguel Partida, quiere acabar con determinadas prácticas, “incompresibles en un pueblo como el nuestro”, detectadas en los últimos días en algunas zonas del casco urbano local.

Mediante la difusión de un video en el que se recogen tanto los requisitos exigibles para poder disponer de carabinas de aire comprimido, como las infracciones y correspondientes sanciones previstas en caso de ser utilizadas en las calles, con el consiguiente peligro que ello entraña y los serios daños que pueden llegar a ocasionarse, se quiere hacer llegar a la población tanto la información precisa relativa a este tipo de armas y su posible tenencia, como la advertencia que desde el Consistorio se estará vigilante en todo momento para poner fin a tales conductas “a cargo de auténticos desaprensivos”.

En este sentido, y tal como se plasma en el citado video, para tener una escopeta de este tipo se ha de ser mayor de 14 y tener la documentación correspondiente y obligatoria, una tarjeta de armas que se autoriza y retira directamente por la Alcaldía.

Además, se incide en precisar que en ningún caso pueden emplearse estas carabinas en el viario público, estando permitido su empleo exclusivamente para el tiro de precisión a diana o en recintos debidamente habilitados para ello. Igualmente, se advierte que tampoco está permitido disparar ni a pájaros, perros o gatos, ni a ningún otro animal, bajo multa del SEPRONA.

En cuanto al importe de las mismas, y tal como se contempla en el artículo 155 del Real Decreto 137/1993, de 29 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de Armas, estas sanciones económicas pueden ir desde los 300,51 a los 30.051,61€, dependiendo del tipo de infracción cometida, y que, en su caso, pueden suponer también la incautación de la escopeta.

28 enero, 2020

Sobre el autor

LuisDeLaCalle


Deja un comentario