LA GUARDIA CIVIL DETIENE A 10 PERSONAS POR DELITO DE ESTAFA A ANCIANOS
Destacada, Noticias, Portada

LA GUARDIA CIVIL DETIENE A 10 PERSONAS POR DELITO DE ESTAFA A ANCIANOS

Esta mañana, la Guardia Civil ha detenido a diez personas por un presunto delito de estafa a personas ancianas en varios municipios de Toledo, Ciudad Real, Ávila, Málaga, Barcelona y Madrid. También está investigando a otras dos personas. El grupo podría sumar más de 140.000 € de beneficios. Entre otras cosas, se ha incautado un guión con el que perpetraban el timo del ‘tocomocho’.

Hasta el momento, se han destapado 28 estafas entre todas esas provincias. En el caso de la Comunidad de Madrid, en las localidades de Pinto, Villaviciosa de Odón, Arganda del Rey, Perales del Río, Mejorada del Campo, Rivas Vaciamadrid, Ciempozuelos, Boadilla del Monte y Navalcarnero, además de la ciudad de Madrid. También en la Sierra de Guadarrama: Collado Villalba y Galapagar.

Tras detectar un aumento considerable de las denuncias de estafas en la zona sur de Comunidad de Madrid, se descubrió que los autores (que acostumbraban a ser dos o tres personas) estaban dispuestas a llegar a usar métodos violentos para conseguir lo que se habían propuesto. El epicentro de la investigación ha estado en el Puesto de la Guardia Civil de Pinto.

Desde allí se analizaron y localizaron varios delitos de este tipo en la Comunidad de Madrid, fijando la atención en un clan familiar, liderado por una matriarca de 55 años. Dicho clan tiene residencia en Móstoles, Navalcarnero, Quijorna y Casarrubios del Monte. Tiene más de 300 antecedentes. En total, el grupo está conformado por 7 hombres y 5 mujeres de origen español y con vínculos familiares.

Una de las técnicas que utilizaban para engañar a los ancianos era el ‘tocomocho’. Para ello, se desplazaban tres o cuatro personas hasta las zonas de paseo de los ancianos y una de ellas ofrecía a la víctima la compra de un billete de lotería supuestamente premiado. Después, una segunda persona se interesaba por el billete y acordaban la compra a medias del décimo, acompañando a la víctima a sacar el dinero.

También utilizaron el timo de la ‘estampita’, seleccionando a ancianos solitarios en calles poco transitadas. Uno de los timadores simulaba una discapacidad mental, ofreciendo a la víctima una mochila con billetes. Después, aparecía un segundo que ofertaba a la víctima cambiarle la mochila a medias. Más tarde, reaparecía con un sobre con el dinero referente a su parte, instando a la víctima a que fueran los tres a sacar el dinero.

Este grupo también utilizaba el timo del ‘parentesco’. Simulaban ser familiares lejanos de las víctimas. Luego les comentaban que regentan una joyería y que buscan joyas antiguas para realizar reproducciones. Una vez que se ganan la confianza de los ancianos y estos acceden a prestarles sus joyas para que las fotografíen, se marchan del lugar con su botín.

18 julio, 2019

Sobre el autor

AlvaroLosa Proyecto de periodista en la UCM. Fotógrafo amateur. Redactor y locutor con experiencia en Inforadio UCM, el departamento de comunicación de Arte y Cultura Fundación ONCE y en SER Madrid Sierra.


Deja un comentario