17 DETENIDOS EN COLLADO VILLALBA ACUSADOS DE COMETER 51 ATRACOS
Destacada, Noticia del Día, Noticias, Portada, Sociedad

17 DETENIDOS EN COLLADO VILLALBA ACUSADOS DE COMETER 51 ATRACOS

La Guardia Civil ha desarticulado un grupo organizado formado por 17 jóvenes, seis de ellos menores de edad, que se dedicaba a cometer atracos en la vía pública en el municipio madrileño de Collado Villalba. Los investigadores les imputan hasta el momento 51 asaltos, en los que han ido aumentando su violencia hacia las víctimas.

La llamada operación Abyose comenzó en enero cuando una de las víctimas denunció que un grupo de jóvenes de apariencia magrebí le había atracado. Los delincuentes le causaron varias heridas y cortes con un arma blanca. También le propinaron golpes con una barra de hierro y le robaron el teléfono móvil, según su relato.

Los agentes del grupo de investigación del puesto de Collado Villalba lograron identificar a uno de los supuestos autores gracias a los testimonios de las víctimas. La forma de actuar del grupo permitió unir este atraco con otros hechos similares que se estaban produciendo en la localidad y que estaban causando gran alarma social entre la población. Eso hizo que los guardias dedujeran que se trataba de un grupo organizado.

Los investigadores iniciaron una exhaustiva vigilancia del sospechoso hasta que lograron identificar al resto de integrantes de la banda. Estaba compuesta por 17 personas, en las que había una jerarquía y una organización claras divididos en cuatro escalones diferenciados con diversas misiones. El primero lo ocupaba el líder de la banda, que se encargaba de dar órdenes al resto del grupo y era el más violento del grupo. Además, era el que había participado en más atracos y gestionaba los objetos sustraídos y el dinero. El segundo escalón lo formaban cinco personas que estaban a las órdenes directas del jefe. Estos dirigían y cometían los robos, en los que empleaban navajas, cuchillos, barras de hierro y armas de fuego simuladas.

Tres personas formaban el tercer escalón. Se encargaban de las vigilancias y de intimidar a las víctimas cuando estas se resistían al robo. El cuarto y último escalón lo componían cinco personas que tenían una menor participación en los hechos. Además de vigilar, custodiaban los objetos robados.

La banda había aumentado su violencia en los últimos robos. Además, también se apoderaban del número secreto de las tarjetas de crédito para sustraer dinero en cajeros. Cada vez actuaban «con mayor desprecio hacia la vida e integridad física de las personas», según fuentes de la Guardia Civil.

El instituto armado no descarta que puedan haber cometido más robos y que las personas afectadas no hayan denunciado ante el miedo a represalias. Los 17 detenidos son hombres, la mayoría de origen magrebí, con edades entre los 18 y los 19 años, salvo seis menores de edad. Todos residen en Collado Villalba y, pese a su juventud, tres de los mayores de edad tenían antecedentes por robos con violencia.

Los investigadores registraron los domicilios de los integrantes más activos y de un local en el que vendían los objetos robados, lo que permitió recuperar bastantes efectos robados y las armas empleadas en los robos. Los mayores de edad pasaron a disposición judicial, que decretó el ingreso en prisión de los cinco más violentos y la libertad con cargos para el resto y obligación de comparecer en el juzgado los días 1 y 15 de cada mes. Los menores quedaron a disposición de la Fiscalía.

9 mayo, 2019

Sobre el autor

LuisDeLaCalle


Deja un comentario